Cuando los dueños del perro Robbie lo llevaron al Sackville Park de Manchester, no tenían idea de que terminaría convirtiéndose en una estrella en YouTube. Él es un cachorro juguetón al que le encanta corretear. Uno de sus juegos favoritos es que le lancen cosas para buscarlas.

Cuando Robbie vio a un hombre sentado en el banco del parque, sin hacer realmente nada, corrió hacia él con un palo en la boca, listo para jugar su juego favorito. Dejó caer el palo en el regazo del hombre y luego se fue, esperando ver en qué dirección le arrojaría el palo. Excepto que éste no lo tiró. Así que Robbie corrió de nuevo hacia él varias veces tratando de que colaborara y jugara con él.

Youtube

Robbie comenzó a sentirse frustrado, por lo que comenzó a ladrarle incesantemente. Así que el perrito recogió el palo una y otra vez, colocándolo en el regazo, tratando de convencer a este extraño para que lo lanzara.

Pero resulta que el hombre sentado en la banca simplemente no pudo jugar ese día. El canino estaba tratando de jugar con nada menos que Alan Turing, el padre de la informática moderna. Mira el vídeo y ve exactamente lo que le impidió a Alan jugar con el pobre Robbie.

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds