Sally es una adorable husky que ha nacido y se ha criado entre felinos, por lo que ha adquirido todas las costumbres de sus pares gatitos.

Este hecho ha provocado que la tierna perrita se convierta en una “gatita con cuerpo de perro” o una “perrita con alma de gatita”.

Su sorprendente comportamiento ha despertado una ternura especial, ya que se la ve reposando en la misma posición que los gatos o contemplando en silencio mientras observa a su alrededor por la ventana. Además, le gusta esconderse en cajas de cartón y hacer travesuras al menos una vez al día.

Debido a su particular conducta, sus dueños han publicado videos de sus aventuras, para que los amantes de los animales puedan disfrutar también de sus andanzas y travesuras.

Disfruta de su simpatía mirando el video.

Videos Destacados

Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds