Este patito nació con una deformidad en la pata izquierda con la que sufría por no poder trasladarse con naturalidad. Sin embargo su rescatista no estaba dispuesto a rendirse e intentó muchas maneras de darle a Buttercup una vida mejor.

La opción de la impresión de una prótesis en 3D parecía una buena opción, y aunque no sabía si funcionaría decidió intentarlo. Para su sorpresa el animalito se adaptó perfectamente, dando sus primeros pasos como un pato completamente sano.

Pero su bondad no termina allí, pensó que además debía fabricar una prótesis acorde para nadar y así lo hizo, diseñando una pata más ancha, ideal para el agua.

El sufrimiento de Buttercup parece haber terminado, se lo puede ver feliz, corriendo y nadando como si nunca nada le hubiera faltado.

 

Videos Destacados

Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds