La vida de esta gran atleta ha sido difícil desde que era muy pequeña, cuando su familia decidió mudarse a los suburbios siendo apenas un bebé.

Serena creció en un entorno muy violento, donde incluso en varias oportunidades le tocó vivir entre intercambio de disparos de pandillas.

Fue su padre quien creyó que sus hijas debían vivir en un ambiente de dificultades, para luego enfrentarse a la vida.

Su idea era que vieran de cerca en lo que podrían convertirse en caso de no recibir educación y trabajar duro.

Pero esto no era todo, el padre de Serena era fanático del tenis y soñaba con ver a sus hijas brillando en este deporte.

Él tomó  a este sueño muy en serio, comenzó a estudiar por sus propios medios leyendo libros para aprender a jugar y se convirtió en el entrenador de sus hijas.

Las hizo trabajar muy duro; sus entrenamientos duraban largas horas diarias y contenían mucha disciplina.

Serena y su hermana Venus se mostraban muy prometedoras en el juego desde temprana edad; Serena participó en su primer torneo a los 4 años y durante los siguientes 5 años ganó 46 de los 49 torneos en los que participó.

Tanto ella como su hermana han alcanzado los primeros puestos en las categorías de sus edades; sin embargo su padre protegió a sus hijas retirándolas de los torneos juveniles a pesar de las críticas de los expertos del tenis.

Él quería protegerlas de la intensa competencia y la hostilidad racial; pero como sabemos no todo terminó allí ya que estas dos mujeres han brillado como lo soñó su padre.

¡Te invitamos a conocer más de su historia, mira el vídeo que compartimos!

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds