Este matrimonio, conformado por Ed y Lorraine Warren, fue el de unos cazafantasmas oriundos de Estados Unidos que atendieron durante más de cinco décadas casi cuatro mil aterradores casos de índole sobrenatural.

Ellos eran dos investigadores de fenómenos paranormales, y uno de sus casos más renombrados es el caso de la perturbadora muñeca “Anabelle”.

Ed Warren era el único demonólogo reconocido por la Iglesia, se dedicaba a pintar obras de arte y llegó a ser un gran autor de varios libros de ciencia ficción.

Lorraine Warren, una médium y clarividente profesional, junto a su esposo eran dueños del museo del ocultismo que se encuentra en su casa. Sin embargo Ed murió en el año 2006 luego de haber sufrido un accidente cerebro vascular, así que ahora el museo es propiedad de ella y de su yerno Tony Spera.

En la actualidad, Lorraine sigue haciendo investigaciones y dice que lo hace en memoria de su difunto esposo.

Conoce más sobe esta increíble historia reproduciendo el video.

Videos Destacados

Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds