Hoy les presentamos la insólita ciudad australiana que vive bajo tierra.

Se trata de Coober Pedy, una ciudad minera al norte de Adelaida, en Australia.

El nombre deriva del término aborigen «kupa-piti», que significa: agujero del hombre blanco.

Este apelativo se debe a que gran parte de la población vive bajo tierra,  en viejas minas rehabilitadas, para protegerse del calor.

En esta zona, la temperatura en verano alcanza los 48 grados a la sombra, hay tormentas de arena y muy poca lluvias.

Su origen se remonta a 1917, con la puesta en marcha de la mayor mina de ópalo del mundo.

Parece que los soldados que volvieron de la Guerra Mundial y empezaron a extraer el mineral precioso, comenzaron a convertir las minas en casas improvisadas para huir del calor exterior.

Todo el pueblo está construido bajo tierra: casas, bares, librerías, iglesias…

En el exterior solo se perfilan las chimeneas de las edificaciones.

Las casas subterráneas disponen de todas las comodidades, como electricidad, agua e internet, excepto de luz solar.

Se han construido verdaderas mansiones subterráneas.

Unas 3.500 personas de diferentes nacionalidades viven bajo la arena y la roca de  Coober Pedy.

Es un una ciudad próspera, rica en ópalos, en medio del desierto árido y rojizo.

Si deseas visitarla, puedes alojarte en un hotel de cuatro estrellas subterráneo.

A primera vista, es posible que te parezca claustrofóbico, pero los turistas que pasan por esta experiencia aseguran que nunca en su vida durmieron tan bien como durante su estadía en este pueblo.

¿Te sentirías atrapado, como enterrado en vida?

¿Extrañarías demasiado las ventanas, el ruido del tráfico, el concierto de los grillos, la música de la noche?

Ya sabes que nos encantaría conocer tu opinión.

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds