Hoy te presentamos un vídeo muy instructivo sobre la radiación Hawking, los agujeros negros y su proyección en el futuro del universo.

Los agujeros negros son, sin duda, uno de los mayores misterios del universo.

La NASA los define como una región en el espacio donde la fuerza de gravedad es tan fuerte que nada, ni siquiera la luz, es capaz de escapar.

La gravedad es tan poderosa porque la materia ha sido exprimida en un espacio diminuto.

Sin embargo, todavía no se puede saber exactamente qué constituye a un agujero negro.

Si bien se sabe que se originan cuando una estrella colapsa, la incógnita está en el concepto de espacio-tiempo que implica el agujero.

¿Son estas masas realmente infinitas?

¿Existe manera de transitarlas?

¿O, una vez que se entra en ellas, nada puede regresar?

De acuerdo con Hawking y otros investigadores que se basaron en la teoría de la relatividad de Einstein, una persona podría cruzar un agujero negro sin desintegrarse.

¿Qué ocurriría con esta persona?

Probablemente, podría trascender a otro universo.

Lo que el físico sugirió es que los objetos  pueden caer a través de los agujeros negros a un universo alternativo.

De hecho, presentó una hipótesis que sugería que los agujeros no eran tan negros como se pensaba anteriormente, concluyendo que emiten partículas de calor o radiación, una teoría con la que muchos físicos no estaban de acuerdo porque contradecía algunas leyes básicas de la mecánica cuántica.

Esto es lo que se conoce como radiación Hawking.

En este sentido, cabe agregar que recientes estudios de la Universidad de Berkeley han formulado teorías sobre la posibilidad de que este tránsito por un agujero negro borre el pasado del transeúnte y lo haga propenso a experimentar uno de muchos futuros posibles.

En el vídeo que dejamos a tu disposición, encontrarás más detalles específicos sobre este tema y sobre el futuro del Universo en relación con los agujeros negros.

 

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds