Las apariencias engañan y muchas veces lo hacen con muchísima gracia, uno de estos casos lo evidenció un hombre cuyo propósito era demostrar el trato despectivo que recibía en un concesionario de coches solo por su apariencia física.

Al comienzo este hombre llega al lugar en un auto de gama baja y le da a entender a los encargados de ventas que desea comprar un auto de gama alta, pero primero quiere conocer a fondo los vehículos.

Una de las encargadas de ventas se muestra un poco distante, aun así, le permite al hombre entrar a los vehículos y probar sus asientos, incluso le ayuda a tomarse unas cuantas “selfies”.

Caso contrario le ocurre a este comprador cuando es atendido por otro de los vendedores del local, este incluso le pide que no toque los carros, pero en cierto momento el cliente hace algo que deja a todos atónitos.

Te invitamos a ver el vídeo completo, que está en la parte superior, para que descubras lo que ocurre con este vendedor descortés y este intrigante cliente.

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds