Hoy te presentamos un vídeo fascinante sobre un mensaje que la humanidad lanzó hacia las estrellas.

Efectivamente, a bordo de la sonda Voyager,  va un disco de oro que tiene como objetivo intentar retratar la diversidad de vida y cultura de la Tierra.

Esta especie de cápsula del tiempo, lanzada al espacio en 1977,  buscó contar la historia de nuestro mundo a quien lo llegue a encontrar.

El mensaje grabado en un disco de cobre enchapado en oro de 30 centímetros, fue realizado por la Nasa y por un comité presidido por Carl Sagan.

El famoso astrónomo y escritor, describió a este disco como una botella lanzada al océano cósmico, que lleva algo “esperanzador sobre la vida en este planeta”.

En él van 116 imágenes en blanco y negro y color, que reflejan la diversidad de la vida en la Tierra.

Además, Sagan agregó dibujos de un hombre y una mujer desnudos, esquemas del sistema solar, un mapa de 14 púlsares con la posición de la Tierra en la Vía Láctea y un diagrama de la molécula de hidrógeno.

En cuanto a los sonidos, se grabaron:

-Sonidos naturales, como erupciones volcánicas, oleajes, cantos de pájaros y ballenas.

-Ruidos artificiales como la sirena de un barco o el despegue de un cohete.

-Sonidos humanos como risas, llantos y latidos.

-Saludos en 55 idiomas.

-Y piezas musicales, como Johnny B. Goode de Chuck Berry, flautistas de la Melanesia, el aria de la Reina de la Noche de Mozart, un canto iniciático pigmeo, un concierto de Bach, un raga de la India, un blues de Louis Armstrong, un son jarocho mexicano.

Curiosamente, Here comes the Sun de los Beatles no entró porque la discográfica se opuso; ni ninguna tonada ibérica.

En el vídeo que dejamos a tu disposición encontrarás más detalles significativos sobre esta metafórica botella lanzada al océano del cosmos.

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds