Las pruebas de que una vez hubo gigantes en el pasado de nuestra Tierra, se cuentan por cientos. Pero, para tu sorpresa, esta vez no nos referimos a dinosaurios sino a humanos.

En esta ocasión, nos centraremos en la remota isla de Rotuma, un minúsculo paraíso tropical ubicado en la inmensidad de océano Pacifico. La isla apenas mide 13 km de largo por 4 km de ancho y pertenece administrativamente al archipiélago de Fiji.

Desde que, en 1791, el capitán Edward Edwards incorporó la isla al mapa mundial, la cultura de sus habitantes ha sufrido muchos cambios. Sin embargo, hay algo que conservan de sus ancestros más lejanos y eso es el respeto a los huesos de gigantes que han sido descubiertos y que dan vida a las leyendas.

Para enterarte mejor de qué se trata, mira el video y lo descubrirás.

Videos Destacados

Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds