Stanley Meyer nació en la ciudad de Grove City, Ohio. Después de 30 años de experimentos, creó un dispositivo al interior de un motor de combustión que producía hidrógeno y oxígeno de agua, a partir del empleo de electricidad, usando un método llamado electrólisis del agua. Este era un proyecto en el que, inclusive el Pentágono, había demostrado interés.

Meyer no era un científico y carecía de diploma universitario, sin embargo, creó un vehículo del tipo “buggy” capaz de funcionar utilizando agua como combustible. Sin embargo, murió misteriosamente a la edad de 57 años luego de cenar en un restaurante, pero su muerte sigue envuelta en el misterio. Mira en el video de la parte superior la historia de este invento que hubiera revolucionado el mundo si no hubiera sido “prohibido”.

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds