Para un bebé, los padres son su mundo. El bebé está lleno de curiosidad y les gusta imitar a las personas que lo rodean, ¡especialmente a los padres en los que más confían!

A un padre gracioso le gusta hacer algún movimiento chistoso delante de su bebé. Su bebé a la vez copia cada uno de sus movimientos. De tal padre tal hijo, tal vez la próxima vez que los parientes vean a su bebé sacudiéndose por ahí, ¡pueden relacionarlo con el padre!

Lo más feliz que los padres pueden ver es, por supuesto,  la sonrisa en la cara de su bebé.

Comparte la felicidad con tus amigos!

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds