Esto ocurrió en una obra en construcción, donde dos albañiles argentinos que se encontraban soldando un caño sobre una pared, cometieron un insólito error: dejaron atrapada una enorme escalera.

Al poder observar el imponente tamaño de la misma, todavía no se sabe a ciencia cierta cómo hicieron para no advertir que estaban soldando el caño dentro de ella, pero solo bastaron unos minutos de risas de los demás compañeros para caer en cuenta de que es lo que realmente estaba pasando.

Mira el divertido momento donde un error de cálculo terminó en la jornada de trabajo más graciosa que verás hoy.

Videos Destacados

Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds