Aoife Curran, fue adoptada de bebé en Dublín, Irlanda. Siempre sintió que algo la inquietaba con respecto a su madre biológica, así que a los 18 años empezó a buscarla.

Sus padres adoptivos la acompañaron en todo momento. Aofie se había preguntado cómo sería su madre o si alguna vez se la habría cruzado en la calle.

Sobre todo en sus cumpleaños, le intrigaba saber si su madre biológica tendría registro que ese aniversario era el día en que alguna vez había dado a luz.

Después de un rastreo, Aofie pudo descubrir quién era su madre. Cuando chequeó los datos se dio cuenta que habían vivido muy cerca y se dirigió a su encuentro.

Se dio cuenta, sin embargo, que debía ser prudente, así que se contactó con el centro de adopción para manifestar su deseo.

Al principio sintió cierto rechazo por parte de las autoridades de la institución, debido al temor de lo que pudiera llegar a acontecer. Pero días más tarde recibió un llamado, ¡finalmente madre e hija se iban a poder ver!

Aofie relata otras casualidades extraordinarias en el video, y también cuenta su experiencia durante su encuentro con un corazón agradecido.

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds