Esta es la historia de un padre que quería lo mejor para su familia. Se pasaba todo el día trabajando para proveer a su familia de todo lo que necesitaban. Y en las noches se la pasaba estudiando para poder conseguir un mejor empleo.

Su esposa e hijo siempre querían pasar más tiempo con él, pero lastimosamente, era muy poco el tiempo que le quedaba disponible.

Cuando terminó de estudiar, sacó las mejores notas y se graduó con honores. Esto enorgulleció mucho a la familia y lo acompañaron en su celebración.

Logró conseguir un mejor empleo donde le pagaban mucho mejor. Sin embargo, no le quedaba suficiente tiempo para dedicarle a su familia.

Les compró ropa nueva, juguetes, joyas y perfumes. Todos estaban encantados con lo que podían comprar ahora ya que él había conseguido un buen empleo, sin embargo, le decían que era necesario que pasara más tiempo con ellos. Él nunca podía.

El tiempo pasó y pasó y la vida le terminó dando una severa lección, que te mostramos en el video de la parte superior.

La vida es mejor vivirla en familia, en armonía y compartiendo nuestro tiempo con nuestra familia. Te en cuenta que el tiempo que le dedicamos a ellos nunca es tiempo perdido.

Videos Destacados

Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds