Querida nieta,

Desde que naciste llenaste de alegría mi vida.

Con tus risas, tus juegos y tus travesuras.

Has llenado de vida la casa.

Quiero decirte que te quiero mucho.

Yo sé que serás la mejor en todo lo que te propongas.

Y a pesar de que no siempre tendrás éxito

Sé que te levantarás y seguirás adelante.

Eres muy importante para mi, querida nieta…

Las palabras de una abuela son el primer lazo ancestral que nos brinda la existencia.

Nutrirlo con benevolencia ayuda a que el árbol familiar sea la mejor herencia.

 

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds