La imagen de la despedida de Bodza recorrió el mundo, fue una de las historias más conmovedoras de lealtad y amor entre dos amigos inseparables. Ellos se conocieron trabajando en las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, Kyle como soldado y Bodza detectando explosivos. El perro era un miembro muy querido por todos, llegó a salvar miles de vidas en lugares desvastados por la guerra.

Compartieron algunas misiones, y desde allí se hicieron inseparables. En el 2015 cuando el can recibió la baja, su amigo soldado pidió llevárselo a casa y durante un tiempo compartieron momentos inolvidables.

Lamentablemente, un año después, el perro comenzó a manifestar síntomas de enfermedad y fue diagnosticado con una mielopatía degenerativa que afectaba su médula. Los veterinarios solo le daban una esperanza de seis meses de vida.

Luego de un tiempo, Bodza perdió movilidad y sufría mucho. Kyle tenía que tomar una decisión y la que tomó fue la más dura de todas, pero sabía que su amigo no podía seguir sufriendo. Fue así que en una veterinaria de Texas lo despidió con un gesto que quedó grabado para siempre. Algunos compañeros del soldado también lo acompañaron y, en un acto de agradecimiento, el cuerpo de Bodza, fue envuelto en la bandera de su país y despedido como un verdadero héroe.

“Él tenía una sonrisa en el rostro cuando se estaba durmiendo. A pesar de mi tristeza, él parecía feliz en sus últimos momentos“, recordó Kyle, quién nunca lo olvidará.

Videos Destacados

Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds