La vida es sorprendente, y para entender el amplio significado que hay detrás de cada uno de sus elementos sólo hay que tener en cuenta la cantidad de relaciones que se interconectan, alimentan y desarrollan en ese arduo proceso de intercambio.

Los componentes que constituyen la vida de todo ser vivo son sorprendentemente complejos, un organismo puede alojar una gran cantidad de vidas que mantienen en actividad y llevan a cabo funciones primordiales para el sustento de la vida.

Entre las características más particulares que constituye el organismo de todo ser viviente se encuentran las células, aquellos elementos vivos de menor tamaño distribuidos en un número específico, determinante para su clasificación.

Recientemente, la revista Science hizo público el interesante descubrimiento que hizo un equipo de investigadores del Instituto Médico Howard Hughes en Estados Unidos, sobre el movimiento que realiza una célula al interior del sistema inmunitario.

El movimiento preciso en el que fue captada la actividad celular se dio en el oído interno de un pez cebra. Las imágenes logradas se destacan por ser únicas hasta el momento, ya que sólo se había logrado notar la actividad celular en un cubreobjetos analizado con un microscopio.

Para conseguir el impresionante resultado, en el estudio se hizo implementación y combinación de dos tipos de macroscopia, las cuales son: óptica adaptativa y macroscopia de hoja de celosía.

La óptica adaptativa hace referencia a la tecnología óptica adaptada en los avistamientos de los cuerpos celestes.

En el caso de los organismos vivos, el proceso consiste en iluminar con láser aquello que los investigadores quieren imitar, para luego emplearlo en una medición que permita medir cuánta cantidad de luz se distorsiona cuando pasa a través de las células y tejidos próximos.

Luego se mejoran las interrupciones implementando distorsiones de luz iguales pero opuestas con el fin de lograr una mejor visibilidad en el área sobre la que se trabaja.

En cuanto a la segunda técnica de celosía, los investigadores hacen uso de láminas de luz ultradelgadas con las cuales llevan a cabo barridos en secuencias rápidas y repetidas para sí conseguir imágenes en 2D que a su vez se pueden convertir en imágenes 3D de alta definición.

Mira en el video el interesante resultado en el que queda expuesto la naturaleza de las formas de vida a un nivel microscópico.

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds