Más cerca que nunca, la inteligencia artificial encierra incógnitas que aumentan la incertidumbre del futuro próximo para la especie humana, especialmente cuando el poderío de sus creadores la orienta a la producción de armas.

Los más potentes conglomerados industriales del mundo dedican su capacidad para poner a punto desarrollos que sigan los procesos del pensamiento y tomen decisiones independientes, y algunas de estas compañías se programan para  producir armas inteligentes, que como es bien conocido solo sirven para la destrucción

El presente video, cortesía de La Gran Época, muestra un proyecto de dron que cabe en la palma de una mano, y va cargado con 3 gramos de explosivos. Haciendo uso de sensores, cámaras y reconocimiento facial, estos drones se tornan inexorables, y no pueden ser detenidos hasta que quitan la vida a la persona fijada como su objetivo. ¿Qué pasa si se lleva la aplicación a una escala mucho mayor?

Con US$25 millones, se podrían lanzar al aire millones de estas mortíferas armas con el propósito de asesinar a millones de personas específicas, ¿a las personas malas? ¿haciendo uso de cuál criterio?

“No queda mucho tiempo para actuar, una vez la caja de Pandora se haya abierto será difícil de cerrarla” dijo Elon Musk, director de las grandes empresas TESLA y SPACE X, al advertir sobre la Inteligencia Artificial y su implicación como la mayor amenaza para la humanidad.

En 2017 un sistema de Inteligencia Artificial, al servicio de Facebook, se escapó del control de sus encargados, llegando a crear su propio lenguaje secreto, ante lo cual obligó a su desconexión.

La toma de conciencia es requerida con urgencia ante la inminencia de amenazas de una magnitud con consecuencias inimaginables para la raza humana. La organización autonomousweapons.org lidera acciones concretas para la prohibición global de armas letales autónomas. 

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds