Los productos que tenemos en nuestra cocina son variados y pueden ser utilizados para resolver situaciones cotidianas. Una cebolla, por ejemplo, es una excelente aliada en caso de heridas y quemaduras.

La cebolla contiene alicina, que cuenta con propiedades antimicrobianas. Antes de utilizarla debes lavar bien la herida, luego pelarla y retirar la película que hay entre capa y capa, esta “lámina” es la que se coloca directamente en la piel. Finalmente tapar la herida con una venda o como podrás ver en el vídeo, con un pedacito de Alga Nori.

Otro consejo súper practico te ayudará a germinar tus propios brotes de soja, un producto que es difícil conseguir en supermercados por su corta duración. Solo necesitarás una botella de plástico y un poco de paciencia, verás que con un puñado la cantidad se triplica. Así tendrás uno de los ingredientes más populares de la cocina asiática en tu mesa.

 

Videos Destacados

Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds
Ad will display in 09 seconds