“¡Oh, no! ¡Se manchó el pantalón!”.

“¡Ay, la blusa nueva!”.

“¡Cuidado con el heladooo!”.

“¡Uy, uy, uy, la salsa de la hamburguesa está chorreando…!”.

“¿Un poco más de vino? Sí, por favor… ¡Uh, disculpas se derramó!”.

¿Cuántas veces hemos presenciado estas escenas? ¡¿O hemos sido los protagonistas del drama?!

Y siempre ocurre con esa ropa tan delicada, que tanto nos gusta lucir y que, seguramente, es la que mejor nos sienta.

¡Parte de lo inevitable del destino!

Lo bueno es que con este video por más que ocurran estos imprevistos, verás que hay soluciones al alcance de la mano.

¡A no amargarse entonces! Que, además, de no ser un inconveniente importante, ¡se puede remediar!

En este video, trucos muy variados para que tu placard no sufra pérdidas.

¡Manos al agua!

Videos Destacados

Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds