En este mundo el tiempo apremia. Todo está al alcance de la mano, disponible para comprar y resolver situaciones de modo rápido.

Pero ocurre que un regalo de amor sincero no es tan fácil de hacer y ni de conseguir.

Los atajos rápidos que ofrece el mercado con cosas ya resueltas para un presente no necesariamente van a generar el mismo efecto si nosotros hemos tenido la delicadeza de poder hacerlo con nuestras propias manos.

Es que en el verdadero amor todo va más allá de lo que aparenta la superficie.

Cuando uno regala algo hecho por sí mismo, hay muchas cosas que van implícitas: el tiempo dedicado en realizarlo y, fundamentalmente, la intención de haber puesto el pensamiento en esa persona al momento de idearlo, de hacerlo y de entregarlo.

Es realmente un honor que en estos tiempos apurados alguien se haya detenido a pensarnos y que de ese pensamiento amoroso surja algún presente.

Y si el regalo es lindo y creativo, como las propuestas que vamos a mostrar a continuación, todo ese amor que uno volcó hacia el otro volverá con la intensidad de una sonrisa, una lágrima, un abrazo, un beso… Un sincero agradecimiento que puede durar para toda la vida.

Nada que el dinero pueda comprar.

Videos Destacados

Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds
Ad will display in 10 seconds